Osmo una aventura de programación tangible en la red de bibliotecas públicas de Bogotá.

 In Cursos de programación para niños

La programación tangible se tomó la red de bibliotecas públicas de Bogotá, llevando a los niños una nueva experiencia con el sistema educativo Osmo, acercando la tecnología en un espacio de diversión y aprendizaje.

Hace algunos años los temas relacionados con tecnología, robótica y programación eran exclusivos de las aulas y facultades de las universidades del país, pero con los diversos avances en los sistemas educativos y la apuesta –tanto institucional como privada- para acercar a la tecnología a los niños y jóvenes se han logrado avances muy importantes en la generación del pensamiento computacional, potenciando el talento tecnológico y desarrollando habilidades que sin duda amplían las expectativas y posibilidades de los participantes.

La propuesta de Pixie Minds es innovadora y divertida, generando un espacio de creación entre los participantes quienes disfrutan de todas las herramientas tecnológicas, descubriendo y explorando las posibilidades de Osmo. Habilidades numéricas, de lecto escritura, razonamiento abstracto y ubicación espacial se desarrollaron de la mano con la programación a través de divertidos juegos que involucran el uso de piezas especializadas.

En la biblioteca Pública Bosa dos hermanos: Alejandro y Stefania (que disfrutan de todas las actividades de la biblioteca y aprovechan al máximo cada uno de los espacios) aunque nunca habían participado de un taller de programación, se animaron con una sonrisa gigante y muchas ganas de aprender.  Acompañaron y disfrutaron las 4 sesiones realizadas, cada una de ellas con un reto diferente.

El gran objetivo era la programación tangible de videojuego Osmo Coding, donde un monstruo come fresas recorre los mundos logrando retos, esta programación se hace con bloques físicos que permiten determinar variables como: cantidad de pasos, dirección, y acción a realizar (saltar, caminar, detenerse, etc) de forma muy lúdica y divertida. Alejandro, Stefanía y 10 niños más realizaron este reto descubriendo cómo podían superar cada nivel utilizando sus habilidades y destrezas, de paso generando conceptos en torno a la programación, las variables, los ciclos y la medición de tiempos y distancia.

¿Y que sigue? continuar despertando el interés y potenciando las capacidades y talento tecnológico de los niños, quienes comprenden el funcionamiento de algo “Que podría ser muy complicado” disfrutando del proceso, con metodologías muy claras y espacios para explorar a su ritmo.

La clave de Pixie Minds es acompañar estos procesos permitiendo a los niños descubrir y experimentar, para que sean ellos los que puedan llegar a sus conclusiones y generar nuevas preguntas y proyectos alrededor de estos temas.

No sabemos qué profesión eligiran Stefanía o Alejandro, pero ya está en ellos el interés y algunas nociones básicas que les permitirán aprender más sobre programación y plantear sus propios retos.

Pixie Minds, Imagina, crea y explora.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contáctanos

Pregunta por nuestros próximos cursos y actividades

Not readable? Change text. captcha txt
0